¡Aprende a preparar una crema de zanahoria ligera y deliciosa!

Una crema de zanahoria puede ser una cena o almuerzo ideal, ya que es rica en vitaminas y betacarotenos, portadores de grandes beneficios para nuestro organismo, además es una opción maravillosa para las personas que siguen una dieta vegetariana.

La zanahoria suele estar popularmente relacionada con una buena vista y un buen bronceado, sin embargo, es importante saber que además este producto forma parte del grupo de alimentos con “efectos prometedores” en la prevención de algunos tipos de cáncer, según señaló la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Por si ello fuera poca cosa, este alimento ayuda a combatir el estreñimiento y la gastritis,es diurético, contribuye con  la desintegración de los cálculos renales, es rico en potasio y fósforo, es un excelente vigorizante, fortalece las uñas y el cabello  y mejora la calidad de la leche materna, gracias a la la ingesta de betacarotenos, minerales y encimas que favorecen la producción saludable de la misma.

Y por supuesto si de la vista se trata, las zanahorias dicen presente, no en vano se volvió un dicho popular esta antigua recomendación, pues  los betacarotenos son unos poderosos protectores que evitan el envejecimiento prematuro, protejen nuestra retina y evitan la aparición de cataratas, de hecho la ingesta diaria de zanahoria está especialmente recomendada en casos de pérdida de la agudeza visual y  la ceguera crepuscular.

No te pierdas de todos estos beneficios, prueba esta versión ligera de una crema de zanahoria e incorpora a tu dieta gran cantidad de fibra, antioxidantes y mucho más.

Crema de zanahoria ligera

Ingredientes:

  • 6 zanahorias grandes
  • 4 puerros
  • 1 cebolla pequeña
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Opcional: Trozos de queso

Preparación:

  • Pela las zanahorias y córtalas en trocitos.
  • Limpia bien los puerros y córtalos en trocitos.
  • Pica la cebolla en finos trocitos.
  • Cocina todo esto con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal a fuego suave durante 5 min.
  • Cubre con agua y sube la intensidad del fuego hasta que comience a hervir, después vuelve a dejarlo a fuego medio hasta que la zanahoria esté bien cocida.
  • Retira del fuego y saca gran parte del caldo (aproximadamente los ⅔ de este) y resérvalo.
  • Tritura las verduras con el caldo hasta que estén formando una crema homogénea y si es preciso puedes añadir más caldo del reservado, para lograr la consistencia ideal.
  • Rectifica la sal a tu gusto y añade un poco de pimienta si quieres.

De forma opcional puedes servir con un poco de queso fresco en el centro, este se fundirá y le dará más cremosidad a la preparación.

Nota: En cuanto a la información nutricional de este platillo, una ración de 200gr, posee 166 calorías, 8,9 grasas, 22,4 carbohidratos y 3,2 proteínas.

La zanahoria…Forma parte del grupo de alimentos con “efectos prometedores” en la prevención de algunos tipos de cáncer, según señaló la OMS (Organización Mundial de la Salud).

¡Si te gustó la Publicación, compártela con tus Amistades!
2018-04-19T12:12:44+00:00 mayo 1st, 2018|