¡Baños relajantes! Ideales para liberar tensiones…

Durante la semana solemos acumular muchas tensiones y estrés, bien sea por largas jornadas de trabajo o por situaciones que nos hacen estar constantemente cansados y agobiados, los baños relajantes son una excelente opción para combatir y aliviar en gran medida estos padecimientos.

Las sales de baño, aceites y esencias aromáticas son la combinación perfecta para preparar esos baños relajantes, que nos ayudarán a combatir el estrés, nervios y tensiones acumuladas en el día a día. Estas sales y esencias contienen minerales naturales, que contribuyen con la limpieza y hacen más placentero y relajante el baño, convirtiéndolo en una especie de ritual.

Los baños se pueden realizar con la frecuencia que desees, de acuerdo a tus necesidades, pueden ser diarios, semanales o mensuales.

¿Cómo preparar los baños relajantes?

Existen muchos tipos de sales y esencias para realizar baños relajantes o anti estrés, sin embargo, las más comunes son lavanda, menta, eucalipto y sándalo, pero depende del gusto personal. Cuando escojas la sal de tu preferencia, los pasos para hacer de tu baño un momento de relajación y placer son muy sencillos, acá te los compartimos:

  1. Añade las sales o esencias en una bañera llena de agua caliente y déjalos actuar durante 20 minutos aproximadamente. (Si no tienes bañera, puedes colocar las esencias o aceites en un difusor especial que expide el aroma, sin embargo, no será el mismo efecto que en la bañera).
  2. Ilumina con luz tenue.
  3. Enciende velas perfumadas que sean de tu agrado, para lograr el ambiente de relajación ideal.
  4. Coloca música tranquila o instrumental para amenizar el baño.
  5. El baño debe durar al menos 15 o 20 minutos, si tienes tiempo puede ser más.
  6. Relájate y disfruta de la actividad.
  7. Al finalizar el baño, remueve las sales y esencias con agua tibia.
  8. Después de secarte, es ideal colocarte aceite o crema sobre la piel, esto te hidratará y mantendrá la sensación de suavidad.

Beneficios que aportan los baños relajantes

  • Si el baño es caliente, aumenta tu frecuencia cardiaca y temperatura corporal, por lo que cuerpo transpira y ayuda a liberar toxinas.
  • Resultan ideales para aumentar la circulación arterial.
  • Suavizan las durezas de la piel en diferentes zonas del cuerpo y en algunos casos son exfoliantes, lo que permite limpiar las células muertas de la piel.
  • Son relajantes y aportan sensación placentera.
  • Ayudan a conciliar un mejor descanso y a combatir el insomnio.
  • Son una excelente opción para tratar el estrés y la depresión.
  • Estimulan el sistema inmunológico.
  • Alivian dolores asociados con artritis, dolores menstruales y musculares.
  • Son perfectos para el cuidado de la piel.

NOTA: Aunque a veces parezca que no tienes el tiempo suficiente, busca un espacio y regálate ese tiempo para ti, con un baño relajante, no te arrepentirás al ver los resultados y los beneficios que obtendrás.

“… Las sales de baño, aceites y esencias aromáticas son la combinación perfecta para preparar esos baños relajantes que nos ayudarán a combatir el estrés, nervios y tensiones acumuladas en el día a día…”

¡Si te gustó la Publicación, compártela con tus Amistades!
2018-11-26T13:33:54+00:00 diciembre 1st, 2018|