Cindy Ruiz “Cuando no puedes pedalear con las piernas pedalea con el corazón”

Cindy Ruiz de 32 años y nacida en Panamá, es una instructora certificada en Spinning internacional, se acreditó en Miami con Mad Dogg Athletics, “Spinning es una marca internacional y ellos son los dueños de la marca” nos explica, sin dejar espacio a dudas, pues si algo caracteriza a Cindy desde el principio, es el hecho de ser una persona disciplinada y en control de sus objetivos.

La historia de Cindy en el mundo del Spinning comienza desde cero y como una discípula más de la clase, “yo inicié siendo alumna, solo estaba buscando una alternativa para conseguir un estilo de vida saludable y un deporte o una disciplina que me enganchara…Siempre me gustó hacer actividad física, pero no había encontrado algo que me mantuviese comprometida” recuerda. En ese entonces abría la sucursal de PowerCLUB en Albrook, hace aproximadamente seis años y Cindy decide inscribirse, “me encantó, de una vez me sentí identificada con el deporte…Me gustaron las clases y encontré la rutina perfecta para mantenerme activa, porque para esa época tenía un poco más de peso…Yo pesaba como 170 lb y ahora peso 130lb y es un peso que mantengo…Yo puedo dar fe de que el Spinning genera un cambio, porque predico lo que hago” afirma.

“Mi instructor fue como mi pequeña motivación, el me descubrió y me animó”

Luego de aproximadamente 2 años como alumna, un instructor se le acercó para decirle que tenía buena técnica, que la veía apasionada del Spinning y le preguntó: ¿Qué si no había pensado en la posibilidad de certificarse?,  “eso me dejó pensando…Yo trabajaba como administradora de empresas marítimas y portuarias, que es mi profesión, pero el Spinning es mi pasión…A tal nivel que lo llevé a ser mi profesión también…Se habilitó en el gimnasio una oportunidad de formar a nuevos instructores, y yo dije vamos a probar y fui a la certificación sin conocer nada” asegura.

Lo que siguió después, casi enseguida, fue la oportunidad de hacerle una suplencia de 8 meses a ese instructor que la había animado a ir más allá en el mundo del Spinning. “Yo dije es ahora o nunca y arriesgué” sostiene. Para Cindy afrontar este reto no fue sencillo, “era una persona muy tímida, sobre todo a ese nivel de dominar un escenario, una tarima, de hacer que las personas te siguieran y realmente rompí todos esos temores y esas barreras…La persona que yo estaba reemplazando es uno de los mejores instructores  que yo he conocido…Muy respetado en el ámbito del ciclismo y el Spinning…Era un compromiso muy grande reemplazar a uno de los mejores” señala.

Entre risas y nostalgia, nos cuenta mientras recuerda: “Mi 1ra. clase jamás la voy a olvidar, porque de verdad fue mi peor clase, no tenía ni la experiencia, ni la práctica…Fue terrible, estaba sumamente nerviosa, de hecho, traje a un grupo de apoyo, porque me sentía súper insegura, no estaba lista, no tenía la experiencia necesaria y fue todo tan rápido, pero yo asumí el reto…De verdad todavía recuerdo ese día como si fuera ayer y han pasado 5 años”.

Tras los 8 meses de suplencia, el instructor decide no retomar las clases y deja por escrito su intención de que siguieran siendo dirigidas por Cindy, al año siguiente ella se encontraría en Miami certificándose de forma aún más profesional, para seguir mejorando en esta nueva carrera que hoy define como su gran pasión. “Certificarme fue una experiencia mágica, yo le recomiendo a todos los instructores de Spinning vivirla, porque realmente esa es la conferencia mundial de Spinning, reúnen a todos los países en una sola sede, entonces compartes, hay sesiones de entrenamiento y  talleres…Cuando volví a Panamá no era la misma, me traje todo lo nuevo, toda la inspiración” manifiesta.

La oportuna interrupción

Siempre que una interrupción termine aportándonos información valiosa, podríamos considerarla oportuna. Para el momento en el que realizamos esta entrevista, una señora madura, nos escuchaba con más atención de la que esperábamos desde una mesa cercana al lugar donde nos encontrábamos, de un momento a otro se paró decidida a interrumpir la entrevista, para preguntar si realmente “eso del Spinning funcionaba”, pues por temas de salud ella y su familia se encontraban en la búsqueda de opciones para ejercitarse sin mayor impacto, tras divagar un poco, finalmente preguntó: “¿Tú crees que una persona operada de la columna puede hacer ejercicio?”, a lo que oportuna y amablemente respondió Cindy: “El spinning no tiene impacto, eso es muy importante…Yo tengo alumnos que vienen referidos por sus ortopedas, por sus cirujanos y personas que están en rehabilitación”.

Ante una respuesta tan positiva, la conversación continuó con la interrogante de los horarios y sedes en dónde Cindy imparte sus clases y un “de repente me animo a practicar Spinning” de parte de la señora que para ese instante ya estaba interesada. Para concluir el inesperado episodio Cindy puntualiza: “La verdad yo tengo personas de todas las edades y de diferentes condiciones físicas, siempre y cuando su doctor lo autorice nosotros la recibimos con mucho gusto”.

¡El Spinning es una disciplina muy completa!

“El Spinning es muy completo…A medida que añadamos resistencia, salimos de la parte cardiovascular aeróbica, para entrar en la anaeróbica…

Yo todo lo que he fortalecido o tonificado lo consigo prácticamente dentro de mis clases de Spinning, aunque en las clases no entrenamos como tal, el objetivo es que el protagonista sea el alumno…El instructor es un modelo que está sobre y fuera de la bicicleta, ese es nuestro rol, motivamos dentro y fuera de la bicicleta, corregimos las técnicas, las posturas y la concentración” asevera Cindy.

Según nos cuenta, las clases se Spinning se arman en base al diseño de recorridos de 45 minutos, inspirados en los movimientos del ciclismo de ruta y se toma en cuenta la población, es decir las personas que están, aunque el Spinning no tiene limitaciones de edad, ni condición física, “porque en el Spinning no competimos, al contrario, cada uno está buscando su objetivo a su ritmo y a su estilo” afirma.

Al inicio de la práctica, luego de impartir las instrucciones básicas, se le explica al alumno el objetivo de la clase y basados en el mismo, el plan es que logre crear una conexión con la rutina, “tú puedes llevar a un alumno a visualizar el recorrido como si estuviera en una bicicleta en la calle” expresa Cindy. Por otro lado las personas que están incursionando a penas en la actividad no tienen nada que temer, para estos caso nos explica: “Una de las normas básicas que nos enseñan y luego ya se hace un hábito es preguntar si existen en clase alumnos por primera vez, a esa persona se le hace el ajuste de la bicicleta, le muestras las posiciones y las posturas de las manos, estas pendiente de decirle que debe traer agua e hidratarse y luego de esto tienes que estar rectificando que los que tienen más tiempo también estén bien”.

La música juega un papel importante en esta disciplina y se selecciona para que vaya acorde con la rutina, con los terrenos, y la potencia. “Yo me caracterizo por utilizar mucha música comercial, lo que está sonando…El instructor tiene que comprometerse a escuchar lo que funciona, a planificar la clase, seleccionar las melodías y estar actualizado, porque la música te conecta, te puede transportar y te da ese empujón extra…La verdad siempre me dicen me encantan tus playlists”. Comenta.

Casos de éxito generados por algo tan positivo para nuestro bienestar como el deporte, siempre hay muchos y las clases de Cindy con el Spinning no son la excepción. “Cuando adquieren el compromiso de venir a clase y se convierten en alumnos fijos, ver sus cambios de pérdida de peso o mejora de salud, escuchar sus testimonios y saber que eres parte de eso, que los inspiraste y enganchaste con tu clase, es impactante…Recuerdo mucho a un chico que hace 4 años tenía los valores todos disparados y haciendo Spinning no solo perdió peso, también dejó de tomar medicamentos…Pudo haber bajado como una 60 libras, cambió su estilo de vida, mejoró su salud, su autoestima, incluso se volvió ciclista…Impacté su vida de una forma positiva, pero es un alumno que viene a mi clase 3 veces a la semana, es constante y eso es clave” señala con orgullo.

Del Spinning al ciclismo de ruta

El Spinning puede convertirse en ese punto de partida y esa transición  ideal para futuros ciclistas y este fue el caso de Cindy, quien nos argumenta: “Yo salté del Spinning al ciclismo de ruta y de hecho esa es una de las conexiones que tienen, porque el Spinning simula los terrenos y los movimientos del ciclismo de ruta…Entonces cuando tu llegas a ese nivel de completar esa conexión, puedes visualizar mucho más allá que cuando estás dentro del salón de clases…Pienso que el instructor de Spinning que logre complementarse con el ciclismo de ruta podrá entender e interpretar mejor la clase”.

Para todas aquellas personas que están interesadas en aprender a montar bicicleta o a explorar más este deporte, Cindy nos asegura que tiene muchos alumnos que no montaban bicicleta y que en el Spinning encontraron la motivación para aprender, así como otros alumnos que quizá ya sabían, pero retomaron la actividad al hacer la conexión entre el Spinning y el ciclismo. “Yo pienso que práctica es una buena manera para iniciar previo a montar bicicleta de ruta o de montaña, porque también tengo alumnos de ciclismo de montaña, que en la clase logran conseguir y mejorar la condición física y la resistencia” apunta.

Es importante destacar que no tienes que ser ciclista para hacer Spinning, el que practica disciplinas en general puede verse beneficiado complementando su entrenamiento con esta actividad en paralelo, así mismo los que tengan objetivos de perdida de grasa y peso, quieran mejorar su salud, su estado de ánimo, o prevenir la ansiedad y el estrés.

Apasionada y comprometida con todo lo que hace a excepción de la cocina…

Cindy es una persona apasionada y definitivamente esto incidió en el cambio de ocupación que tomó su carrera, “cuando me tocó escoger la profesión pienso que pude haber estudiado mi carrera por compromiso o estabilidad, más no era mi pasión…Realmente esta es mi pasión y eso es lo que me mueve…Tienes que hacer lo que te gusta, lo que te enamora y yo estoy apasionada del Spinning” expresa con total seguridad.

Hoy en día su rutina es totalmente diferente a la que quizás tendría como administradora, de lunes a viernes a las 8:30 am tiene su primera clase, no sin antes tomar un buen desayuno, un paso imprescindible, pues necesita la energía necesaria para rendir en las 18 clases a la semana que imparte, además afirma que: “Yo me caracterizo por acompañar al grupo en el ride, porque a mí me gusta mucho pedalear”. Posteriormente se reincorpora al gimnasio para dar clases a las 5:00, 6:00 y 7:00 pm. Dedica su tiempo libre a compartir con su familia, hermanos, sobrinos, su padre y su madre, a quién de forma especial nos asegura admirar profundamente.

Contrario a lo que muchos puedan imaginar nos confiesa entre risas que no le gusta para nada cocinar, pero le encanta comer, “me gusta mucho salir a conocer restaurantes, estar activa y socializar” afirma feliz. Su lugar favorito del mundo se encuentra en España y se trata de la ciudad de Barcelona, “es una ciudad pequeña, pero tiene de todo…Se puede recorrer en bicicleta y hay cultura ciclista” señala con especial apego a la actividad.

Adicional a su dominio de las técnicas y a los estudios que la respaldan como profesional, Cindy asegura que su carisma y entrega por la disciplina son cualidades que la destacan dentro de su profesión, “soy entregada en lo que hago, entregada a mis alumnos, los veo como mi familia…Como ya fui alumna se lo que es estar del otro lado…Me preocupo por ellos y hago mucho contacto visual durante la clase”.

“Compromiso es la palabra que me define, sea lo que sea que haga me comprometo con ello” declara, un hecho estrechamente ligado al arte de enseñar, algo que disfruta mucho hacer, “no solo es montarse en la bicicleta y hacerlo bien tú, sino transmitirlo, dirigirlo, hacer las técnicas correctivas y tener la visualización de todas esas personas, porque todas esas vidas de cierta forma dependen en ese instante de ti…Un movimiento en falso y se puede provocar una lesión” explica.

“Yo siempre le digo a mis alumnos: Cuando no puedes pedalear con las piernas pedalea con el corazón, porque hay algo más allá que te lleva a terminar, a mí también me pueden doler las piernas, pero le pongo corazón, sencillamente yo soy muy apasionada de mi disciplina” expresa con cariño.

Entre los sueños que espera ver materializados, destaca el de convertirse en “La Master Instructor de Panamá”, lo que es una especie de maestría en Spinning, “son muy pocos los formados como Master Instructor, porque tienes que hacer un campamento y calificar internacionalmente, así como cumplir ciertos requisitos, aquí en Panamá no existe este representante y quiero ser la primera para poder formar a otros instructores…Estoy trabajando en ello” señala comprometida con el objetivo.

Para cerrar se despide de nosotros con el consejo de invertir en nuestra salud, cuidar nuestro cuerpo e ir en busca de lo que nos haga felices, siendo valientes y por supuesto invita a todos a participar de su clase y a acercarse a una disciplina que tiene muchos beneficios para brindar. “Invito a una clase en donde vamos a entrenar de manera de divertida, cada uno puede ser quien es, no hay competencia, somos una familia y tú vas a formar parte de ella…Mi objetivo es que después de esa primera clase quieras regresar y que poco a poco vamos a lograr tus metas”.

¡Actualmente Cindy imparte clases en las sucursales de Albrook y el Dorado, para conocer mucho más de ella, puedes seguirla en su Instagram: @coachcindypty!

Fotógrafo Profesional: Agustín Aguilar

El Spinning puede convertirse en ese punto de partida y esa transición ideal para futuros ciclistas y este fue el caso de Cindy, quien nos argumenta: “Yo salté del Spinning al ciclismo de ruta y de hecho esa es una de las conexiones que tienen, porque el Spinning simula los terrenos y los movimientos del ciclismo de ruta…

¡Si te gustó la Publicación, compártela con tus Amistades!
2018-04-03T10:38:33+00:00 abril 1st, 2018|