Cuenta tus pasos con un podómetro

El podómetro es un accesorio utilizado en el deporte para realizar el conteo de pasos, también sirve para medir la distancia recorrida y la velocidad obtenida durante la caminata o trote. Este artefacto es de gran utilidad y ayuda a registrar de forma precisa los avances y logros en cada carrera.

El uso del podómetro es ideal para trazarnos metas diarias durante las caminatas, observando si tenemos un avance progresivo y si alcanzamos el propósito deseado, funcionando como un motivador que te reta a ejercitarte y a superar tus marcas.

Caminar es una de las actividades físicas que realizamos a diario, incluso cuando nos dirigimos al trabajo o a hacer cualquier diligencia y vamos caminando, estamos dando al cuerpo esa dosis de ejercicio y movimiento que tanto necesita. Si utilizamos el podómetro o cuenta pasos durante el día, al final de la jornada podremos saber con exactitud, cuál fue nuestro desplazamiento en distancia, pasos y cuántas calorías quemamos.

¿Cómo funciona el podómetro?

No todos los podómetros son iguales, por esta razón el funcionamiento en cada uno de ellos dependerá de su modelo. Sin embargo, hay ciertos pasos básicos para su uso, que debes seguir y son los siguientes:

  • Es importante leer el manual de instrucciones.
  • Encender el podómetro y colocar en un lugar cómodo al momento de iniciar la caminata. (Dependerá del tipo de podómetro si es en la muñeca o en la cadera).
  • Programar el tiempo de inicio y comenzar a moverte.
  • Una vez en movimiento, el podómetro contará tus pasos automáticamente.

Revisa el podómetro al final del día y verás los resultados de tu caminata o carrera.

Tipos de podómetro

Los podómetros, han ido evolucionando desde su creación, a pesar de que al principio sólo permitían contar los pasos, actualmente se han sumado muchas otras funciones tales como: Distancia recorrida en millas o kilómetros, conteo de calorías, y registro de velocidad. Hoy en día, son dos los modelos de podómetros con los que contamos, a continuación te los mostramos.

  • Podómetro de cadera o de bolsillo: Se coloca en la cadera, es el podómetro más común, es más económico y sus funciones son básicas (conteo de pasos y distancia recorrida). Es recomendable para las personas que no entrenan de forma regular.
  • Podómetro de reloj: Se coloca en la muñeca, este tipo de podómetro es muy útil y práctico, pues te permite unificar las funciones del podómetro con las del reloj. Tiene cronómetro y cuenta calorías. Es recomendable para aquellos que realizan ejercicio de forma profesional y a diario.

Los podómetros, han ido evolucionando desde su creación, a pesar de que al principio sólo permitían contar los pasos, actualmente se han sumado muchas otras funciones tales como: Distancia recorrida en millas o kilómetros, conteo de calorías, y registro de velocidad. Hoy en día, son dos los modelos de podómetros con los que contamos, a continuación te los mostramos.

¡Si te gustó la Publicación, compártela con tus Amistades!
2018-02-26T13:59:30+00:00 marzo 1st, 2018|