¡Supera un mal día en el trabajo con estos consejos!

Como bien sabemos trabajar por largos periodos de tiempo puede volverse algo tedioso y estresante, independientemente de cuál sea la labor que desempeñamos a diario, necesitamos momentos libres y de esparcimiento. Durante la jornada de trabajo es importante e imprescindible realizar pequeños breaks en los que descansemos por algunos minutos de lo que estamos haciendo y despejemos la mente,de esta manera continuaremostrabajando más relajados y concentrados.

No siempre tenemos un buen día en el trabajo, algunos son entretenidos, otros están llenos de imprevistos y situaciones que en ocasiones se escapan de nuestras manos, hay días en los que nos urge llegar a casa y olvidarnos por un rato de los deberes, sin embargo, a veces las obligaciones y responsabilidades nos exigen permanecer en el lugar de trabajo hasta que terminemos, por eso hoy te recomendamos algunos ejercicios físicos que te ayudarán a disminuir el nivel de estrés y el malhumor por esta causa. Estos ejercicios te harán  prepararte y llenarte de buenas energías para que el siguiente día sea mucho mejor.

Cuenta hasta 10 y respira

Respirar no se trata sólo de lo que hacemos involuntariamente cuando inhalamos y exhalamos aire, es importante que diariamente nos tomemos un momento para respirar profundo, de esta manera podemos canalizar y modificar el estrés y el mal humor ante una situación determinada.  Te recomendamos realizar el siguiente ejercicio: Cuando te sientas estresado, malhumorado y lleno de tensión, detente cuenta hasta 10 y toma una respiración lenta y profunda, inhala el aire lentamente por la nariz y bota por la boca, puedes repetir el ejercicio tres veces consecutivas y verás como mejora tu humor.

Medita, practica yoga y pilates

La práctica de actividades como la meditación, el yoga y el pilates es recomendada para canalizar las emociones, pues a través de estos ejercicios el cuerpo y la mente entran en un estado de relajación y tranquilidad absoluta, por eso te sugerimos que si es de tu agrado, al terminar la jornada laboral practiques alguno de ellos. Te aseguramos que obtendrás excelentes resultados, al final de un mal día de trabajo, el ejercicio puede ser una excelente solución.

Durante la jornada de trabajo, tómate un break y estírate

Es muy común que durante la jornada laboral nos sintamos agobiados, abrumados e incluso perdamos la creatividad y nuestra mente se nuble, por esta razón es necesario que en el día nos tomemos un breako tiempo libre, puede ser algo corto, lo importante es que en este tiempo se despeje la mente y se relajen los músculos. Lo puedes realizar en el mismo puesto de trabajo, haz algunos movimientos de estiramiento en el cuello, brazos y piernas, esto te ayudará a liberar tensiones y sentirte más cómodo para continuar trabajando.

Ejercita el cuerpo en la mañana

Hacer ejercicio cardiovascular a primeras horas del día te ayudará a comenzar la rutina con energía y buen humor, cuando hacemos ejercicio en la mañana el cuerpo libera endorfinas y oxigena el cerebro, por lo que garantizamos un mejor desempeño laboral. Es mucho más probable que si realizas el deporte de tu preferencia antes de ir a trabajar, tu energía y rendimiento sea mucho más favorable que si lo realizas al salir del trabajo, sin embargo, es recomendable que hagas alguna actividad física durante el día sin importar la hora que escojas.

“…Durante la jornada de trabajo es importante e imprescindible realizar pequeños breaks en los que descansemos por algunos minutos de lo que estamos haciendo y despejemos la mente, de esta manera continuaremos trabajando más relajados y concentrados.”

¡Si te gustó la Publicación, compártela con tus Amistades!
2018-04-19T12:13:37+00:00 mayo 1st, 2018|