¡Tips para sobrevivir a un día difícil!

Todos tenemos días difíciles en los que sentimos que todo nos sale mal y no queremos ni siquiera salir de casa, tener un día difícil o no sentirnos al 100% no es agradable, pero es normal y a cualquiera le puede suceder, sin embargo, esta situación no tiene que durar demasiado. Para esos días complicados, pequeñas acciones pueden generar grandes mejoras, acá te damos algunas herramientas y ajustes para cambiar tu día cuándo no te sientes tan bien.

Solo 24 horas

Si tu día comenzó con el pie izquierdo y parece que así va a continuar, lo primero que debes interiorizar es el hecho de saber que el día eventualmente va a terminar, es decir debes ser consciente de que dura 24 horas y luego se acaba. Por más que todo te haya salido mal desde temprano, en cuestión de horas será momento de ir a dormir y afrontar un nuevo día con el mayor positivismo, porque además no tiene que repetirse. Crear conciencia de esto te hará sentir mucho mejor.

Disfruta de un baño caliente

Algo tan sencillo como un baño con agua caliente puede ayudarnos en días duros, diversos estudios han revelado que el calor ayuda a las personas a sentirse mejor en lo que respecta a las emociones, por lo que puedes comenzar o finalizar tu día con un rico baño, que te ayude a relajarte y alejar toda la negatividad.

Solo con tu mejor versión de ti mismo

En días como estos, es importante desarrollar la seguridad en ti mismo de una forma muy personal, es decir sin depender de nadie para ello. La buena autoestima va a depender de nuestra propia comodidad y libertad, así que un buen ejercicio será salir a la calle a dar un paseo a solas con tu mejor versión, ponte algo que te haga sentir bien y sal a disfrutar del día.

Haz lo que te gusta

Por el mundo ajetreado en el que vivimos y las prisas del día a día en ocasiones olvidamos retomar esas cosas que nos apasionan y nos hacen felices. Por lo general siempre hay alguna actividad o lugar que nos encanta, pues bien, este es el día para reencontrarnos con esas pasiones. Al hacer lo que nos gusta nos sentimos seguros, destacamos nuestros mejores atributos y nos emocionamos al punto de sentirnos felices.

Tiempo con familia y amigos

Tu familia y tus verdaderos amigos definitivamente son la clase de personas que te harán creer en ti siempre y sacarte más de una sonrisa. En días duros cuando necesites ese empujón para continuar o un poco de amor extra, rodéate de gente cercana que te aprecia.

Hora de escribir…

Siempre existe una o varias razones que inciden en un día difícil, y para mejorar esto lo ideal precisamente es ir a la raíz del problema, entender qué nos genera molestia e incomodidad y expresarlo, pero si no quieres o no puedes decirlo, una buena terapia es escribirlo. Expresar nuestras emociones a través de la escritura nos ayuda a organizar nuestros pensamientos, aclarar la mente, reducir la ansiedad y prevenir el desarrollo de enfermedades, según la Asociación Americana de Psicología. No temas intentarlo, te expresarás de forma personal y podrás sacar todo lo que quieres decir y a veces no puedes por diferentes motivos.

Los sentimientos y sensaciones que se pueden desatar tras un día difícil son estados emocionales naturales de la vida, lo importante es saber que podemos armarnos con herramientas para enfrentarlo.

Algo tan sencillo como un baño con agua caliente puede ayudarnos en días duros…

¡Si te gustó la Publicación, compártela con tus Amistades!
2018-03-06T16:37:33+00:00 marzo 6th, 2018|